Qué se sabe y qué enigmas persisten en torno a Bryanna

Aunque aseguró haber sido violada, no se encontraron signos de abuso en su cuerpo. Mientras tanto, hay dudas sobre el rol de su padre.

Apesar de que la adolescente afortunadamente apareció viva luego de cinco días sin noticias sobre su paradero, el caso de Bryanna Reganzani continúa arrojando varios enigmas.

 

 La joven había desaparecido el jueves de la semana pasada, cuando volvía del colegio. El último registro de ella quedó en las cámaras de seguridad de la esquina de Rivera y Cabildo en Villa Madero (La Matanza).

Y su reaparición tuvo lugar esta mañana en el local de McDonaldsubicado en Avenida Rivadavia y Bonorino, en Flores. Ella misma fue la que se acercó a una ambulancia estacionada en las inmediaciones revelando quién era.

¿NO HUBO ABUSO?

Ante la policía, Bryanna aseguró haber sido secuestrada y violada. Sin embargo, en principio no parecía estar en estado de shock, sino todo lo contrario: los agentes que hablaron con ella la describieron como tranquila y ubicada en tiempo y espacio. 

Además, los análisis preliminares que se le practicaron luego determinaron la ausencia de lesiones anales y vaginales compatibles con abuso sexual.

La adolescente tampoco tenía golpes y tanto su cabello como sus ropas -el mismo uniforme escolar que llevaba el día en el que desapareció- estaban limpios, sin signos de haber pasado por días de cautiverio.

“Le olí la cabecita, no tenía olor a transpiración, estuvo cuidada. Me dijo que estaba sin comer, porque no podía”, explicó a la prensa Guillermo Nájera, padre de Bryanna.

Y es el quien, justamente, entró en un cono de sospechas en las últimas horas. Es que Miriam, la madre de la adolescente, reveló que el hombre abusó de su hija cuando tenía tres años, aunque nunca registró la denuncia.

 ¿Tuvo que ver Nájera con la desaparición? Por ahora, es sólo una hipótesis. Lo cierto es que, un día después de la desaparición de Bryanna, fue citado a declarar por al fiscalía que investigaba el caso.

Su padre, por ahora, asegura que la adolescente le relató que un grupo de hombres la encañonó con un revólver para obligarla a subir a un automóvil.

Otra línea de investigación, mientras tanto, apunta a que pudo haber sido víctima de una red de trata centrada en la Villa 1-11-14, cerca de la cual fue hallada. 

Deja un comentario