Murió una turista en "la playa más peligrosa del mundo": no resistió una ráfaga de viento de un avión

   Una mujer neozelandesa murió luego de que una fuerte ráfaga la hiciera golpearse la cabeza en la “playa más peligrosa del mundo”, ubicada en la isla Sint Maarten del Mar Caribe.

   La playa Moha de esa isla es conocida a nivel mundial ya que está pegada al Aeropuerto Internacional Pricess Juliana. Ahí los aviones pasan a pocos metros de los turistas. De hecho muchos aprovechan para tomarse fotos o videos mientras los aviones se preparan para despegar. 

   El miércoles la neozelandesa de 57 años estaba junto a su familia y un torbellino que despidió un Boening 737 fue tan grande que la mujer se soltó del alambrado del que estaba sujeta, cayó al suelo y se golpeó la cabeza contra una barrera de contención. Tras pasar unas horas internada, murió.

(Años atrás una mujer quedó grave por un hecho similar, aunque no terminó en tragedia)

¿Por qué?

   La isla, que comparten Franca y los Países Bajos, es tan pequeña que apenas entra un aeropuerto internacional. Por eso la pista está pegada al mar y a la playa Moha.

   Miles de turistas van para vivir la experiencia extrema: agarrarse del alambrado mientras despega un avión y aguantar las ráfagas que provocan las turbinas.

   Los menos arriesgados esperan los torbellinos desde la orilla del mar, por lo que la única consecuencia es mojarse al caerse. Sin embargo, los más inconscientes se agarran de esas rejas que delimitan con el aeropuerto y tratan de aferrarse. El problema es que si se caen no hay agua ni arena, sino pavimento.

   Hay carteles en el lugar que advierten sobre el peligro… (Infobae, La Nueva. y Publimetro)

Be the first to comment on "Murió una turista en "la playa más peligrosa del mundo": no resistió una ráfaga de viento de un avión"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: