Este elegante reloj analógico esconde el smartwatch deportivo más avanzado de Garmin

Los smartwatch deportivos no son precisamente el accesorio que uno llevaría con un traje formal o un vestido de gala. Garmin ha solucionado esa desventaja estética de manera muy inteligente con la nueva versión de su reloj Vivomove. Solo descubrirás que es un smartwatrch cuando lo actives.

La anterior versión del reloj ya tenía ese aspecto clásico, pero era poco más que un cronómetro analógico con funciones de podómetro. El nuevo Vivomove HR esconde una pantalla LCD cuyos datos desaparecen completamente cuando no está en uso.

<

p class=”has-video media-large video-embed align–bleed”>

El reloj es resistente al agua e integra un sensor cardíaco en su parte inferior. La batería dura cinco días si lo usamos como cuantificador deportivo y smartwatch y hasta dos semanas si solo lo usamos como reloj. Estará disponible próximamente en dos versiones, una deportiva con correa de silicona por 200 dólares, y otra más lujosa con corre de cuero por 300.

Garmin Vivoactive 3

Aparte de este interesante smartwatch deportivo disfrazado de reloj elegante, Garmin ha lanzado en IFA dos modelos más convencionales. Uno es el Vivoactive 3, nueva versión de su cuantificador deportivo más serio. Aparte de GPS y sensor cardíaco, integra una plataforma de pago propia al estilo de Apple y Samsung llamada Garmin Pay para que podamos hacernos con una botella de agua sin necesidad de llevar monedas encima. Costará 300 o 330 dólares en función de la correa.

Garmin Vivosport

El último modelo es el Garmin Vivosport, una pulsera deportiva al estilo Fitbit Alta o Charge 2 HR, pero a la que Garmin ha equipado con GPS. Costará 200 dólares. [vía Garmin]

Deja un comentario