Cita con la democracia en América latina

Tanto ha costado consolidar las democracias en América latina que la inminencia de un nuevo ciclo electoral en la región es un tema de máxima importancia institucional, y merece un Primer plano para exponer qué está en juego y qué puede suceder en los países involucrados.

PRIMER PLANO. Las urnas en América latina, entre esperanza y desencanto

Una cosa es entender la democracia como un sistema diseñado para equilibrar los intereses entre minorías y mayorías, y otra muy distinta es suponer que es la expresión de la voluntad soberana de un pueblo. La democracia de partido único es la tentación que no debiera permitirse ninguna mayoría.

Por suerte, no parece ser tal el escenario que se vislumbra en la serie de ocho elecciones que arranca este domingo con las presidenciales de Chile, sigue en Honduras, y, para 2018, incluye a Costa Rica, Paraguay, Colombia, México, Brasil y, probablemente, a Venezuela.

Si bien el candidato chileno Sebastián Piñera se perfila como victorioso –lo que implicaría su segundo mandato–, su triunfo no sería tan contundente como para monopolizar el Parlamento.

Precisamente, buena parte de estas elecciones regionales tiene como denominador común la incertidumbre respecto de los resultados. De por sí, eso ya es una señal de que quienes ganen no verán el camino allanado para imponer su voluntad, sino que deberán negociar sus políticas.

El dato negativo de este ciclo electoral es que se produce en un momento en que la simpatía por la democracia se encuentra en un punto bajo en la región, según señala un informe de Proyecto de Opinión Pública de América Latina. Algo que sólo puede solucionarse con más democracia.

Be the first to comment on "Cita con la democracia en América latina"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: