Activista brasileña es premiada en EE.UU. por su lucha contra represa en la Amazonía

Hace 35 años que Antonia Melo da Silva lucha para preservar la selva amazónica y frenar la construcción de la gigantesca represa Belo Monte en la cuenca del río Xingú, afluente del Amazonas. Este martes fue premiada en Nueva York bajo una lluvia de aplausos.

Sin embargo esta madre y abuela de 68 años y origen humilde, residente de Altamira, en el estado amazónico de Pará, y fundadora hace dos décadas del “Movimiento Xingú Vivo para Siempre”, una alianza de pueblos indígenas, organizaciones religiosas y de mujeres, pescadores y otros habitantes de la región, no consiguió su mayor objetivo.

Belo Monte, un proyecto de la dictadura militar (1964-1985) que luego se tornó bandera de los exgobiernos de izquierda de Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), ya opera parcialmente y está destinada a ser la tercera mayor represa del mundo cuando sus obras culminen en 2019, aunque la empresa responsable de la obra -Norte Energía- es investigada por el presunto pago de millonarios sobornos.

Brasil es el país mas peligroso del mundo para los activistas ambientales, y Da Silva es blanco de amenazas de muerte, pero sigue luchando, ahora para obtener indemnizaciones para unos 40.000 desplazados por la obra, que ya ha inundado parte de la selva tropical -casi 400 km2 quedarán bajo agua-, afectando la pesca que es el sustento de las comunidades locales.

“No hay dinero que compense” 

“El daño que Belo Monte causó a las personas, al medio ambiente, a la vida tradicional de las comunidades ribereñas, a los indígenas, no hay dinero que lo compense”, dijo da Silva a la AFP minutos antes de recibir su premio en un lujoso hotel de Manhattan, una donación de dinero para su organización de una cantidad no divulgada.

Da Silva fue desalojada a la fuerza de su hogar a orillas del Xingú en 2015, como el resto de sus vecinos, a nuevas casas que según ella “ya se están cayendo abajo”. Y asegura que a pesar del avance de las obras “para el Movimiento Xingú Vivo la represa no es un hecho consumado”.

“Hay mucha cosa para resolver. Sigo luchando para denunciar los crímenes de Belo Monte, ese modelo destructivo, insustentable, que no mejora la calidad de vida de las poblaciones locales, y que causa muchos daños, muerte, enfermedades (…) y destruye el medio ambiente y la naturaleza”, afirma.

Da Silva asegura que su ciudad, Altamira, tiene la energía más cara de Brasil a pesar de que allí está instalada la represa. Y denuncia el alza brutal de la violencia, del abuso y explotación sexual de menores, sobre todo niñas, y el tráfico de personas en la ciudad desde que comenzaron las obras.

“Todo menos limpia”

El filántropo Alex Soros, 31 años, hijo del multimillonario George Soros y director de la fundación que lleva su nombre, aseguró por su lado que Belo Monte “está literalmente ahogando los pulmones de la Tierra” y “tapando sus arterias, el gran río Amazonas que lleva agua y comida a millones de personas”.

“La ganadora de este año ha luchado valientemente para mostrar a Brasil y al mundo que las represas destruyen vidas, familias y comunidades. Esta es una fuente de energía que es todo menos limpia”, añadió.

“¡Amazonia Viva! ¡Planeta vivo!”, gritó Da Silva en portugués, emocionada, alzando el puño al recibir su premio ante una élite de filántropos y funcionarios de fundaciones y ONGs.

El costo de la hidroeléctrica ha ido subiendo y subiendo, con un último cálculo de unos 13.000 millones de dólares.

La obra, que comenzó en junio de 2011, ha sido interrumpida en varias ocasiones por órdenes judiciales, protestas indígenas y conflictos laborales.

Cuando esté plenamente operativa proporcionará 11.233 MW, el 11% de la capacidad energética instalada en Brasil.

La Fundación Alexander Soros se dedica a promover proyectos de derechos civiles, justicia social y educación a través de donaciones a organizaciones en Estados Unidos y el extranjero. (I)

Be the first to comment on "Activista brasileña es premiada en EE.UU. por su lucha contra represa en la Amazonía"

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: